Business

3 reglas para la gestión de la API

Innovaciones como el big data y el IoT siguen impulsando el proceso de transformación digital del mundo a nuevas cotas. Hoy en día, es un hecho que todas las empresas son digitales. Algunos lo saben; otros aún no han asumido esta realidad. En cualquier caso, el hecho de que la tecnología se haya convertido en un importante pilar para el crecimiento no es menos real.

Las APIs impulsan casi todo, desde los anuncios de Google hasta los “likes” de Facebook. Eso por sí solo podría ser razón suficiente para que la gestión de las API sea una prioridad. Muchas personas dependen de las APIs más de lo que saben o pueden imaginar. El concepto de API es tan antiguo como la era de la informática. Sin embargo, los casos de uso de las APIs han seguido aumentando a una velocidad vertiginosa desde la década de 2000, con empresas como Salesforce a la cabeza. En este sentido, a continuación se exponen algunas razones más específicas por las que necesitamos la gestión de API.

Definición de la gestión de API

img

Una interfaz de programación de aplicaciones, más conocida como API, hace posible que dos aplicaciones se conecten. A medida que las empresas se apoyan significativamente en tecnologías digitales como las aplicaciones móviles, la esencia de las API se dispara. En 2002, Jeff Bezos publicó su llamamiento a los equipos de producto para que expusieran sus datos y funcionalidades a través de las API. A la larga, esta publicación sentó las bases de AWS de Amazon y el nacimiento de varios negocios digitales de hoy en día.

La gestión de las APIs implica todos los esfuerzos de diseño y publicación. También se ocupa de los métodos, la experiencia y las estrategias en la gestión de la plataforma de una empresa. Algunos términos clave relacionados con la interfaz de programación de aplicaciones son

  • Diseño de la API: Aquí comienza el proceso de creación de la API. Implica los trabajos de planificación y arquitectura de las API desde cero.
  • Pasarela de la API: Son los puntos de entrada para las plataformas de gestión de API.
  • Gestor de API: Desempeña una función similar a la de una pasarela de API. Sin embargo, vienen con más funciones como la monetización de la API, etc.
  • Portal para desarrolladores (DP): Un DP permite a los desarrolladores publicar y comercializar APIs. Los portales de desarrollo suelen denominarse mercado de APIs o catálogos de APIs.

Estas plataformas varían en su oferta de APIs a los clientes o desarrolladores. Las principales plataformas ofrecen a los desarrolladores una amplia gama de capacidades fácilmente escalables en función de las diferentes especificidades del entorno. Una de estas plataformas es Apigee, de Google Cloud, con ofertas actuales como la documentación de la API REST.

Beneficios de la gestión de API

img

Una interfaz de programación de aplicaciones tiene varios beneficios para las empresas digitales o tecnológicas. Y como informa Harvard Biz Review, algunos de los efectos generales de las API, como permitir experiencias móviles, conectar empresas en la web y crear nuevo valor para las empresas, benefician también a las empresas no tecnológicas. Algunos de los beneficios más específicos incluyen:

1. Las empresas pueden llegar rápida y fácilmente a nuevas audiencias.

La adopción de la gestión de APIs puede ayudar a las empresas, especialmente a las PYMES, a llegar a nuevos públicos. La interfaz de programación de aplicaciones puede ayudar a posicionar a las PYMES para que obtengan un mayor rendimiento en un mercado sobresaturado. Esto es posible si se centran en sus competencias principales y descargan la carga de trabajo no esencial a terceros proveedores. Un ejemplo perfecto es Lyft, que aprovecha Google Maps y otros proveedores como Amazon Web Services.

2. Crea una experiencia de usuario sin fisuras para sus clientes.

Puedes utilizar las API para hacer que los servicios sean más visibles y accesibles en los canales favoritos de tus clientes, como Facebook, Twitter e Instagram. La integración de la API puede ayudar a garantizar que tus clientes consuman tus servicios desde cualquier lugar y en cualquier momento.

3. Proteja a su empresa contra las amenazas de seguridad.

La seguridad de la API es una gran manera de proteger su empresa contra las amenazas, tanto internas como externas. Con la gestión de la API, puede filtrar los proveedores de identidad para asegurarse de que sólo trata con usuarios totalmente verificados. De este modo, sus aplicaciones y sistemas están en mejor posición para detectar anomalías en tiempo real y determinar las medidas de seguridad que se pueden tomar. En definitiva, el boom de las APIs ya está en marcha, y ponerse al día no puede ser tan difícil. Si tu empresa ya tiene una aplicación móvil o un sitio web, puedes estar bien encaminado.

Back to top button